Arriba

Foto1 Foto2 Foto3 Foto4 Foto5 Foto6 Foto7 Foto8 Foto9 Foto10
Mini Logo
Certificados

Este proceso consiste en la proyección de hormigón refractario a través de una manguera sobre la superficie a revestir. El hormigón se alimenta en seco en la tolva de la gunitadora y se transporta mediante aire comprimido hasta la boquilla, en donde se introduce el agente ligante que proporcionará a la mezcla la consistencia y grado de adherencia preciso para su instalación. Los trabajos de gunitado se caracterizan por la rápidez de instalación y sencillez para adaptarse a geometrías complejas, así como la posibilidad de realizar operaciones de reparación en caliente.